Explicación del Ejercicio 40

Debes leer las dos palabras colocando la vista en el punto rojo. Utilizarás el metrónomo, realizando el ejercicio a las siguientes velocidades: 80, 104 y 132.

inodoro despiadado
dormidos calcáreos
sentimental agónico
aborrecer salitre
jauja demasía
claves demasiado

palabras sesudas
golondrina eficaz
granadina ornamental
clemencia artífice
síntoma gordo
sonidista acontecer

alamedas antojadizas
fósforo desliz
santurrones astutos
cuatreros insípidos
naderías increíbles
deletéreo pertinaz

montesino cuaderno
torreón apocado
textos yacarés
temblor deseante
gatuno arrebatador
arrebatar galera

pensadores solitario
falaz saturnino
diplomático terco
goloso eficaz
ornitorrinco cojo
demás asilado

fermentación agónica
temblor maravilla
nimiedades seriales
dulces sueños
continuidades alegres
acordes drenaje

prebendas insolentes
prenda corola
claraboyas anormales
glamour secuaz
tonterías martillos
damisela apartado

palabrerío insulso
sociales sequoyas
detestables ratones
claves deletéreos
chacinados incluidos
continuos chances

apalabrado anterior
pajarito sacudido
naranjas exprimidores
salmón acordeón
sobreprecios crueles
drástico pertenecer

supervivencia fatales
frontales delgado
japoneses solícitos
francamente duros
famélicos animales
santurrón doloso

habladores demasía
gomería joyero
cortapisas juncales
camión tornado
santamaría huérfanos
abogacía doméstico

negruras insondables
entereza demasiado
gentuza inexplicable
soltero acompasado
ferretería cósmica
claroscuro feroz

sillones mancomunados
simples mentes
cortedades lamentables
génesis solcito
latinoamérica juntada
afinado celestial

estremecedor vuelvo
reinos rosados
generalmente orquídeas
pantalla pantera
escuchadores profesión
colocados redondos

vuelco centímetro
rítmico atinado
pertenencias nubladas
deseantes perfumes
aficionados amigos
cómodos plantas

calcados falsificadores
dorado resplandores
amputaciones sesudas
reinado cotidiano
soledades oquedades
imponente recitado