| | |
| | |
Tests | Inteligencia Emocional | Artículos | Materias
La página en español con mayor contenido sobre Aprendizaje y Técnicas de Estudio 

Técnicas-de-Estudio.org
La Web


"Lo fundamental de todo proceso pedagógico es el aprendizaje y no
la enseñanza. Es el aprendizaje
del estudiante y su participación el logro deseado."
(Unesco, 1995)




exito

www.inteligencia-exitosa.org
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 

 

Metodología de la Investigación

¿QUÉ ES LA PRUEBA DE HIPÓTESIS?
 

Como se ha venido mencionando a lo largo de este capítulo, las hipótesis científicas se someten aprueba o escrutinio empírico para determinar si son apoyadas o refutadas de acuerdo a lo que el investigador observa. De hecho para esto se formulan. Ahora bien, en realidad no podemos probar que una hipótesis sea verdadera o falsa, sino argumentar que de acuerdo con ciertos datos obtenidos en una investigación particular, fue apoyada o no. Desde el punto de vista técnico no se acepta una hipótesis a través de un estudio, sino que se aporta evidencia en su favor o en su contra. Desde luego, cuantas más investigaciones apoyen una hipótesis, más credibilidad tendrá ésta; y por supuesto, es válida para el contexto (lugar, tiempo y sujetos u objetos) en el cual se comprobó. Al menos lo es probabilísticamente.

 

Las hipótesis se someten a prueba en la realidad mediante la aplicación de un diseño de investigación, recolectando datos a través de uno o varios instrumentos de medición y analizando e interpretando dichos datos. Y como señala Kerlinger (1979, p. 35): “Las hipótesis constituyen instrumentos muy poderosos para el avance del conocimiento, puesto que aunque sean formuladas por el hombre, pueden ser some­tidas a prueba y demostrarse como probablemente correctas o incorrectas sin que interfieran los valores y las creencias del individuo”.  

 

¿CUÁL ES LA UTILIDAD DE LAS HIPÓTESIS?

Es posible que alguien piense que con lo expuesto en este capítulo queda claro cuál es el valor de las hipótesis para la investigación del comportamiento. Sin embargo, creemos que es necesario ahondar un poco más en este punto, mencionando las principales funciones de las hipótesis.

 

1.         En primer lugar, y como ya se dijo, son las guías de una investigación. El formularlas nos ayuda a saber lo que estamos tratando de buscar, de probar. Proporcionan orden y lógica al estudio. Son como los objetos de un plan administrativo. “Las sugerencias formuladas en las hipótesis pueden ser solucio­nes a(los) problema(s) de investigación, silo son o no, efectivamente es la tarea del estudio” (Selltiz, et al., 1965).

 

2.         En segundo lugar, tienen una función descriptiva y explicativa, según sea el caso. Cada vez que una hipótesis recibe evidencia empírica en su favor o en su contra, nos dice algo acerca del fenómeno al cual está asociado o hace referencia. Si la evidencia es en su favor, la información sobre el fenómeno se incrementa; y aun si la evidencia es en su contra, descubrimos algo acerca del fenómeno que no sabíamos antes (Black y Champion, 1976).

 

3.         La tercera función es la de probar teorías, si se aporta evidencia en favor de una. Cuando varias hipótesis de una teoría reciben evidencia en su favor, la teoría va haciéndose más robusta; y cuanto más evidencia haya en favor de aquéllas, más evidencia habrá en favor de ésta.

 

4.         Una cuarta función es la de sugerir teorías (Black y Champion, 1976). Algunas hipótesis no están asociadas con teoría alguna; pero puede ocurrir que como resultado de la prueba de una hipótesis, se pueda construir una teoría o las bases para está. Esto no es muy frecuente pero ha llegado a ocurrir.

 

¿QUÉ PASA CUANDO NO SE APORTA EVIDENCIA EN

 FAVOR DE LA(S) HIPÓTESIS DE NUESTRA INVESTIGACIÓN?

No es raro escuchar una conversación como la siguiente entre dos pasantes que acaban de analizar los datos de su tesis (que es una investigación):

 

 

Elena:              “Los datos no apoyan nuestras hipótesis”

 

Roberto:           “ ¿Y ahora qué vamos a hacer?, nuestra tesis no sirve”

 

Elena:              “Tendremos que hacer otra tesis”

 

 

Es decir, no siempre los datos apoyan las hipótesis (desde el principio del capítulo se dijo que el formular una hipótesis no asegura que vaya a comprobarse). Pero el que los datos no aporten evidencia en favor de las hipótesis planteadas de ningún modo significa que la investigación carezca de utilidad. Claro que a todos nos agrada que lo que suponemos concuerde con nuestra realidad inmediata. Si afirmamos cuestiones como: “Yo le gusto a Brenda”, “El grupo más popular de música en esta ciudad es mi grupo favorito”, “Va a ganar tal equipo en el próximo campeonato nacional de fútbol”, nos resulta satisfactorio que se cumplan. Incluso hay quien formula una presuposición y luego la defiende a toda costa, aunque se haya percatado de que se equivocó. Es humano. Sin embargo, en la investigación del comportamiento el fin último es el conocimiento, y en este sentido, también los datos en contra de una hipótesis proporcionan conocimiento (tal y como se acaba de comentar: “y aún si la evidencia es en contra de la hipótesis, sabemos algo acerca del fenómeno que no sabíamos antes”). Lo importante es analizar por qué no se aportó evidencia en favor de las hipótesis y contribuir al conocimiento del fenómeno que se está investigando.

 

Lo anterior se refuerza con una cita de Van Dalen y Meyer (1984, p. 193):

 

“Para que las hipótesis tengan utilidad, no es necesario que sean las respuestas correctas a los problemas planteados. En casi todas las investigaciones, el estudioso formula varias hipótesis y espera que alguna de ellas proporcione una solución satisfactoria del problema. Al eliminar cada una de las hipótesis, va estrechando el campo en el cual deberá hallar la respuesta”.

 

Y agregan:

 

“La prueba de hipótesis falsas” (que nosotros preferimos llamar “hipótesis que no recibieron evidencia empírica”) “también resulta útil si dirige la atención del investigador o de otros científicos hacia factores o relaciones insospechadas que, de alguna manera, podrían ayudar a resolver el problema”.

 

COMO PARTE DE LA FORMULACIÓN DE UNA HIPÓTESIS,

¿DEBEN DEFINIRSE CONCEPTUAL Y OPERACIONAL-MENTE LAS VARIABLES DE ÉSTA?


Director del Portal:
Abel Cortese
---------------------------
Capacitación y entrenamiento gratuitos
Para estudiantes, docentes,
ejecutivos y profesionales


Más de 1000 páginas
Artículos, cursos, técnicas,
tutoriales, ejercicios, materias


Para todos los países
de habla española

* Dominar herramientas 
eficaces para estudiar.
*
Eliminar toda dificultad 
en el aprendizaje.
*
Ahorrar tiempo para dedicarlo a otras actividades personales o aprender más cosas en el mismo período.
*
Recibirse en un tiempo 
menor al pensado.
*
Contar con nuevos métodos
de trabajo intelectual.
*
Desarrollar habilidades emocionales.


Cómo
aprovechar
este sitio







 
 
 
smpc
 

ARTÍCULOS

Habilidades Sociales,
Comunicación efectiva,
Educación de
las emociones;
Coeficiente de éxito
Autoestima

 



 
 
 
 

EL SER HUMANO QUE ESTUDIA Y DESARROLLA SUS APTITUDES INTELECTUALES Y EMOCIONALES, TIENE MÁS POSIBILIDADES DE PROGRESO EN LA VIDA,
Y OBVIAMENTE HABRÁ DE SENTIRSE MEJOR CONSIGO MISMO.

Contacto


Técnicas | Memoria | Comunicación | Lectura Veloz | Inteligencia | Investigación | Comprensión de textos | Vocabulario