| | |
| | |
Tests | Inteligencia Emocional | Artículos | Materias
La página en español con mayor contenido sobre Aprendizaje y Técnicas de Estudio 

Técnicas-de-Estudio.org
La Web


"Lo fundamental de todo proceso pedagógico es el aprendizaje y no
la enseñanza. Es el aprendizaje
del estudiante y su participación el logro deseado."
(Unesco, 1995)




exito

www.inteligencia-exitosa.org
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 

 

Cómo Triunfar en los Exámenes
EXAMENES

BLOQUEOS DE LA MEMORIA

Los bloqueos de memoria deberían seguir a las reacciones de inquietud en la lista de problemas comunes de los exámenes. La mayoría de nosotros podemos recordar haber tenido por lo menos uno o más bloqueos de memoria, y por más que parecen ser una experiencia habitual en los exámenes, no son ciertamente bienvenidos. ¿Quién quiere sentir la presión del reloj mientras está tratando de recordar un hecho o un concepto familiar, o incluso bien sabido, que tiene en la punta de la lengua?’

Al igual que con los ataques de pánico, el mejor tratamiento para los bloqueos de memoria es la prevención. La causa más común es la preparación inadecuada, y para reducir esta posibilidad el mejor ataque es un repaso continuado y concienzudo. No esperes hasta la semana antes del examen para repasar tus apuntes de todo el año. Hay otros muchos trabajos que hacer en esos siete días finales. Repasa a diario y todas las semanas a lo largo del curso, de manera que las tareas de repaso al final del curso sean realistas y factibles.
Si experimentas un bloqueo de memoria en un examen, prueba con lo que sigue. La regla número uno es que no cunda el pánico. Los bloqueos de memoria parecen aumentar en un ambiente tenso. Cálmate, respire lenta y profundamente y deja que el aire salga suavemente mientras te dices a ti mismo/a: relájate. Cuando hayas completado la respiración lenta considera de nuevo la cuestión que estás tratando de recordar. Si todavía no te sale, saltéala y vuelve sobre ella más adelante.

Un segundo método para sacar un asunto del almacén de la memoria es utilizar asociaciones mentales. Vuelve atrás a sus clases y apuntes y trata de recordar hechos y conceptos que estén asociados con el asunto olvidado. Anota los conceptos y piensa si puedes trazar alguna línea de conexión entre ellos. ¿Dónde encaja en ese esquema el asunto olvidado? ¿Existe alguna relación causal o cualquier otro tipo de asociación que usted pueda utilizar? ¿Qué pasa con la información procedente de otros campos de su conocimiento? Por ejemplo, ¿puedes utilizar sus conocimientos de historia como ayuda para poner un logro científico en perspectiva?

Si sigues «en blanco» después de haber trabajado con estas asociaciones, trata de ponerte en el lugar del profesor cuando preparó las preguntas. Visualiza en tu mente la pregunta, según él la fue escribiendo, y luego la respuesta. Alternativamente, imagínate que eres el más brillante estudiante de tu clase e imagine que tu mano es la de él. Deja que su mano comience a escribir, incluso aunque sólo pueda escribir una o dos letras. Mira a ver si esas letras ofrecen alguna pista o sugerencia del asunto olvidado.

Otra forma de acometer los asuntos olvidados es utilizar tu capacidad para recordar la página de los apuntes en la que apuntaste el asunto en la clase correspondiente. Si el asunto viene de un libro en lugar de los apuntes, trata de visualizar la página del libro de texto. Imagínate cuáles son los temas que están antes y después del asunto olvidado y trata de rellenar el espacio.

Un método final para recordar los asuntos olvidados utiliza las otras preguntas del examen como posibles «fórceps». En un examen objetivo donde probablemente tendrás gran número de preguntas, es posible que
la pregunta siguiente te dé una pista. Conserva en la mente la pregunta en la que te has bloqueado. Si encuentras una pregunta relacionada o pertinente, observa si alguno de los términos desencadena una asociación provechosa.

Como se ha mencionado arriba, el mejor tratamiento de los bloqueos de memoria es el preventivo. Merece la pena reseñar que si, mientras sigues avanzando por el examen, recuerdas unos pocos hechos provechosos que sabes que son importantes en otra pregunta del examen, dedica unos pocos segundos a apuntarlos al margen del cuadernillo de examen. Esos pocos segundos están bien gastados; te enfadarías mucho si te dieses cuenta de que ahora no puedes recordar las cosas que tuviste en la cabeza unos pocos minutos antes. Por más que tu memoria sea generalmente fiable, es mejor que no corras el riesgo de bloquearte durante un examen.


El calambre del escritor
Estar sentado en un examen durante varias horas y casi sin parar de escribir es una experiencia agotadora para la mayoría de la gente. La concentración, la premura del tiempo y la preocupación por la legibilidad de la escritura se asocian para crear la posibilidad del calambre del escritor. El problema, como se sugiere más arriba, tiene dos componentes, la tensión muscular y el estrés psicológico.
Aun a riesgo de ser indebidamente repetitivo, el mejor tratamiento del calambre del escritor es la prevención. En vez de prevenir el problema por completo, el tratamiento preventivo es más un proceso de condicionamiento y de entrenamiento. De la misma manera que un atleta se entrena asiduamente para perfeccionar su actuación, el examinando que tiene problemas de calambres en sus manos durante los exámenes también debe entrenarse para minimizar o eliminar del todo el problema.

El programa de entrenamiento debería incluir un régimen de acondicionamiento para la mano y los músculos del brazo así como un acondicionamiento psicológico. El programa de entrenamiento de los músculos es lo que probablemente ya has previsto: sesiones de práctica que simulen las condiciones reales del examen. Empieza con sesiones de práctica que duren por lo menos una hora.

En esa hora, escribe continuamente durante tres períodos de quince minutos, con cinco minutos de descanso entre cada uno. Para utilizar tu tiempo productivamente usted podrías practicar escribiendo resúmenes del trabajo del que te examinarán posteriormente. Cuando hayas sido capaz de escribir durante tres períodos de quince minutos con letra legible (un compañero de clase puede leer los resúmenes o las preguntas de muestra que hayas escrito) aumenta los períodos entre cinco y diez minutos. Continúa el programa hasta que seas capaz de escribir durante periodos
que sean tan largos como los que te darán para responder a las preguntas del examen. Durante el examen, haz frecuentes pausas cortas y deja que tu mano cuelgue libremente a tu lado. Puedes encontrar relajante el estirar la mano suavemente o contraer y estirar la mano. Lo importante es prever y hacer las pausas para que la mano no acumule tensión y deje de producirse el calambre.
La presión psicológica puede aliviarse eliminando del examen todas las incertidumbres que sea posible. Consulte la sección donde se incluye un análisis detallado de las fuentes de incertidumbre
que deberían aclararse de antemano. Además de saber lo que puedes esperar en el examen, necesitarás entrar en la sala de exámenes con el nivel más alto posible de preparación. Finalmente, necesitarás ser capaz de descargar el estrés y la tensión psicológica provocando una reacción de relajación. Uniendo el acondicionamiento muscular a una preparación psicológica optimista, estarás en disposición de afrontar tus exámenes con una actitud más relajada y segura.

LA FATIGA FÍSICA


Director del Portal:
Abel Cortese
---------------------------
Capacitación y entrenamiento gratuitos
Para estudiantes, docentes,
ejecutivos y profesionales


Más de 1000 páginas
Artículos, cursos, técnicas,
tutoriales, ejercicios, materias


Para todos los países
de habla española

* Dominar herramientas 
eficaces para estudiar.
*
Eliminar toda dificultad 
en el aprendizaje.
*
Ahorrar tiempo para dedicarlo a otras actividades personales o aprender más cosas en el mismo período.
*
Recibirse en un tiempo 
menor al pensado.
*
Contar con nuevos métodos
de trabajo intelectual.
*
Desarrollar habilidades emocionales.


Cómo
aprovechar
este sitio







 
 
 
smpc
 

ARTÍCULOS

Habilidades Sociales,
Comunicación efectiva,
Educación de
las emociones;
Coeficiente de éxito
Autoestima

 



 
 
 
 

EL SER HUMANO QUE ESTUDIA Y DESARROLLA SUS APTITUDES INTELECTUALES Y EMOCIONALES, TIENE MÁS POSIBILIDADES DE PROGRESO EN LA VIDA,
Y OBVIAMENTE HABRÁ DE SENTIRSE MEJOR CONSIGO MISMO.

Contacto


Técnicas | Memoria | Comunicación | Lectura Veloz | Inteligencia | Investigación | Comprensión de textos | Vocabulario