| | |
| | |
Tests | Inteligencia Emocional | Artículos | Materias
La página en español con mayor contenido sobre Aprendizaje y Técnicas de Estudio 

Técnicas-de-Estudio.org
La Web


"Lo fundamental de todo proceso pedagógico es el aprendizaje y no
la enseñanza. Es el aprendizaje
del estudiante y su participación el logro deseado."
(Unesco, 1995)




exito

www.inteligencia-exitosa.org
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 

 

Cómo Triunfar en los Exámenes
EXAMENES

ACLARAR LAS INCERTIDUMBRES
ACERCA DE LOS EXÁMENES

Las preocupaciones y la inquietud de cara a los exámenes producen incertidumbre. En ausencia de información clara, la mente humana tiende a anticiparse a los acontecimientos imaginando toda clase de contingencias catastróficas. La situación es prácticamente la misma para los que han de presentarse a examen.

La solución obvia para esta triste situación es cambiar la incertidumbre por la certeza. En vez de preocuparte con el examen, su forma, tamaño y contenido, trata de determinar tantos detalles pertinentes como pueda. Averigua el quién, qué, dónde, cuándo y cómo de los exámenes.

El «quién» de los exámenes se refiere a los examinadores. Para la mayoría de los estudiantes de secundaria esta cuestión puede contestarse fácilmente. Los examinadores serán los profesores que han tenido a lo largo del trimestre o del curso. La gente que se presenta a exámenes por libre probablemente no conocerán a quienes formulan las preguntas del examen.

Centrándonos en el primer grupo de estudiantes, puedes hacerte una idea bastante aproximada del examen pensando en los intereses y aversiones más descollantes del examinador. Ponteen el lugar de un examinador que tiene que corregir cantidades ingentes de ejercicios de exámenes. ¿No preferirías leer exámenes que tratasen de temas que te interesan? Para localizar estas áreas de interés, ve retrocediendo hacia el principio de tus apuntes y trata de detectar cualquier demostración de preferencia que el profesor pueda haber hecho (mayor abundancia de datos, más remisiones a obras de consulta, etc.). Incluso puedes beneficiarte si consultas la lista de publicaciones de los profesores para determinar los intereses de investigación de su profesor.

Lo que se vaya a preguntar en el examen es, lógicamente, la información más deseada y por contraste la más reservada. Mientras que es muy poco probable que tu profesor explique con todo detalles cuáles van a ser las preguntas del examen, tú estás en tu perfecto derecho, sin embargo, de hacerle preguntas de tipo general acerca del examen. Por ejemplo, pregúntale si algunas partes del curso son más importantes que otras. Es normal que a la materia que se estudia una semana o dos antes del examen se le dé menos énfasis que a las que se estudiaron con anterioridad.

Identificar las posibles materias de las preguntas del examen al leer un montón de apuntes es una habilidad valiosa que se puede aprender. Si partes de la razonable suposición de que cada clase debía tener, al menos, de tres a cinco puntos importantes que el profesor trataba de transmitir, deberías emprender el repaso de los apuntes de cada clase con el objetivo de sacar a la luz estos puntos importantes. Anota estos puntos en una hoja de papel de manera que tengas una lista que te ayude a organizar el repaso de los temas.

Desde luego, si estas clases están bien organizadas, los puntos principales deberían aparecer tanto en los encabezamientos como en el resumen al final de la lección. De una manera u otra, trata de hacer una lista de los puntos más importantes de la lección, de manera que te sirva de ayuda para concentrarte en la revisión.
Otra manera de reunir una lista de posibles preguntas de examen es involucrar a tus compañeros de clase. Distribuyendo la tarea entre varios se consigue que sea más llevadera para todos, al tiempo que cada uno se beneficia también del conocimiento de los puntos de vista de los otros, que pueden ser considerablemente distintos de los suyos. Una comprobación del control de calidad a estas alturas del curso puede ser una ayuda muy valiosa.

Una preocupación común de los que han de presentarse a un examen se refiere a la amplitud con que deben abordar el repaso. ¿Consistirá el examen en experimentos de laboratorio, lecturas recomendadas de unas listas de lectura? Estas son preguntas que puedes formular con todo derecho a tu profesor. La peor contestación que puedes recibir es una respuesta negativa: «Lo siento, pero no puedo decirlo». Por otra parte, si obtienes alguna información acerca del examen, te servirá de ayuda para atenuar más el factor de incertidumbre y contribuir a una calma personal mayor.

Los estudiantes que se preparan para grandes exámenes a escala regional o nacional pueden obtener, algunas veces, información que les ayude a organizarse, si la solicitan al centro responsable de la organización de los exámenes. En ocasiones hay a disposición de los candidatos folletos que describen el tipo de preguntas y tal vez incluso algunos ejemplos de preguntas.

El factor «dónde» está bastante claro. Si vas a tener tus exámenes en las mismas aulas donde recibiste las clases, no hay ningún problema. Sin embargo, si vas a ir a un local diferente, en el mismo instituto o en otro campus, asegúrate de que tienes el tiempo suficiente para encontrar la sala de exámenes antes del comienzo.
Una preocupación similar es «cuándo» se celebrarán tus diversos exámenes. Dependiendo del tipo de institución docente que sea la tuya, podrás consultar un horario provisional de exámenes que habrá publicado la administración del centro, bastante antes del período de los exámenes. Generalmente esto se hace para que los estudiantes puedan analizar cualquier posible conflicto en el horario. En las instituciones grandes y complejas no es nada raro que se cometan errores de administración y que un alumno esté citado el mismo día y a la misma hora para hacer dos exámenes. La razón de mencionar la posible existencia de un horario provisional es alertarle del hecho de que poco antes de los exámenes se publicará el horario definitivo. Por lo tanto no te hagas a la idea de que los detalles provisionales vayan a ser los definitivos. ¡Ay del estudiante que se entera de que el examen al que acude hoy, se celebró ayer!

Una segunda razón de la conveniencia de comprobar por adelantado la fecha y la hora de sus exámenes es que ello te ayudará a planificar tu repaso final. Si tienes la buena suerte de que tus exámenes estén bien espaciados dentro de un período de dos a tres semanas, puedes planificar tu repaso de acuerdo con esto. Si, por el contrario, tienes la mala suerte de tener cuatro o cinco exámenes seguidos en varios días, tu esquema de repaso será considerablemente diferente.
Veamos ahora la cuestión de «cómo» serás examinado. Preguntar a tu profesor cómo será el formato del examen es probablemente una de las preguntas que más te pueden ayudar y que menos suspicacias puede despertar. Por ejemplo, es muy provechoso saber si te van a examinar solicitándote la redacción de un ensayo sobre la materia de cada pregunta (respuesta larga), respuestas concisas a cada pregunta (respuestas cortas) o eligiendo la respuesta que se considere correcta entre las varias que se presenten a continuación de cada pregunta (respuesta optativa). Si te hacen preguntas que exijan la redacción de un ensayo, pregunta cuántas necesitará responder. ¿Tendrás la posibilidad de elegir tres de cinco preguntas? ¿O no tendrás elección y habrás de responder a todas las preguntas que se te hagan?

Si el examen se va a basar en preguntas de respuesta optativa, consulta cuántas va a haber. Además de preguntar qué tipo de preguntas se van a hacer, también te convendrá saber cuánto tiempo tendrás para hacer todo el examen o si habrá algún límite de tiempo para alguna de las secciones. Una vez más recuerda que cuanto más sepas acerca del examen y de su procedimiento, más relajado/a estarás.

En resumen, es crítico que consigas todos los detalles importantes lo antes que puedas, dentro de tu período de preparación. Obviamente, cuanto mayor sea tu certeza acerca de los exámenes, tanto más compuesto/a y
seguro/a de ti mismo/a estarás. Si vas a presentarte para un examen local, conviene que conozcas a tu examinador: sus intereses académicos especiales, participación en tareas de investigación, etc. Pregunta qué áreas se van a cubrir en el examen. Te conviene saber dónde se va a celebrar (localiza el lugar antes del día del examen y comprueba el horario para estar al tanto de cualquier posible cambio de fecha u hora). Si es posible pregunta a tus examinadores qué tipos de preguntas y cuántas de cada tipo va a haber en el examen. Haz todo lo necesario para obtener ayuda de antemano si logras prevenir que vayas a tener algún tipo de dificultad específica.

SABER ESCUCHAR


Director del Portal:
Abel Cortese
---------------------------
Capacitación y entrenamiento gratuitos
Para estudiantes, docentes,
ejecutivos y profesionales


Más de 1000 páginas
Artículos, cursos, técnicas,
tutoriales, ejercicios, materias


Para todos los países
de habla española

* Dominar herramientas 
eficaces para estudiar.
*
Eliminar toda dificultad 
en el aprendizaje.
*
Ahorrar tiempo para dedicarlo a otras actividades personales o aprender más cosas en el mismo período.
*
Recibirse en un tiempo 
menor al pensado.
*
Contar con nuevos métodos
de trabajo intelectual.
*
Desarrollar habilidades emocionales.


Cómo
aprovechar
este sitio







 
 
 
smpc
 

ARTÍCULOS

Habilidades Sociales,
Comunicación efectiva,
Educación de
las emociones;
Coeficiente de éxito
Autoestima

 



 
 
 
 

EL SER HUMANO QUE ESTUDIA Y DESARROLLA SUS APTITUDES INTELECTUALES Y EMOCIONALES, TIENE MÁS POSIBILIDADES DE PROGRESO EN LA VIDA,
Y OBVIAMENTE HABRÁ DE SENTIRSE MEJOR CONSIGO MISMO.

Contacto


Técnicas | Memoria | Comunicación | Lectura Veloz | Inteligencia | Investigación | Comprensión de textos | Vocabulario