| | |
| | |
Tests | Inteligencia Emocional | Artículos | Materias
La página en español con mayor contenido sobre Aprendizaje y Técnicas de Estudio 

Técnicas-de-Estudio.org
La Web


"Lo fundamental de todo proceso pedagógico es el aprendizaje y no
la enseñanza. Es el aprendizaje
del estudiante y su participación el logro deseado."
(Unesco, 1995)




exito

www.inteligencia-exitosa.org
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 

 

Comprensión de Textos
a

DIVERSOS TIPOS DE LECTURA

No se puede pensar en una sola clase de lectura, sino en varios sistemas que se utilizarán por separado; el lector podrá así, una vez aplicado cada uno de ellos, reconocer las diferentes facetas del contenido del libro. Ello contribuirá a enriquecer la comprensión profunda e integral del texto y proporcionará nuevos elementos para el replanteo de los problemas y para la elaboración de una síntesis más original. Se considerarán los distintos tipos de lectura.

La lectura visual: su mayor o menor alcance de reconocimiento
Leer bien implica un continuo y complejo proceso que se inicia con el dominio de la percepción visual; cada fijación visual debe agrupar dos o más palabras, es decir, debe obtenerse un buen “alcance de reconocimiento”, como el que se indica:

Todos sabemos/que cuando un automóvil/o un ómnibus frena los pasajeros son impulsados/hacia adelante. (Maiztegui, A. P. y Sábato, J. A., op. cit). 

Alcance óptimo
La amplitud de la percepción permite seguir más de cerca el movimiento reflexivo del autor. Una primera lectura visual de buen alcance, es condición indispensable para realizar las siguientes etapas.

Lectura denotativa y lectura connotativa

1. La lectura denotativa. Primer paso: la lectura correcta de un capítulo que no ofrezca grandes dificultades de vocabulario, realizada con cierta rapidez, conducirá a la comprensión literal o directa del texto. El lector entenderá fácilmente su contenido y recibirá la correspondiente información. En este primer paso, con viene atender especialmente a los signos de puntuación. Ejemplo:

Por las importantes consecuencias a que dieron origen merecen citarse los siguientes inventos: la pólvora, la brújula, el papel y la imprenta. (Ibáñez, José C., op. cit.).

El estudiante ya familiarizado con la lectura de los signos de puntuación, reconocerá una parte enunciativa separada por los dos puntos, de una ejemplificación (forma declarativa de la palabra inventos).

Como en este ejemplo se expresa una enumeración de elementos del mismo plano sintáctico, ellos van separados por comas.

Los signos de puntuación favorecen la comprensión literal del texto.

Segundo paso: una lectura más detenida del capítulo de José C. Ibáñez, ya trascrito, permitirá marcar claramente la organización que el autor eligió para facilitar la comprensión, y que puede representarse lingüística y gráficamente de la siguiente manera:

 

Básicamente se trata de un esquema analizan te.

En el ejemplo propuesto, la tipografía desempeña un papel importante, así como el color en los títulos.

El subtema va en mayúscula cuerpo 12, color azul. El desarrollo en cuerpo 10. La importancia de las causas, en cuerpo 8. (Releer el capítulo). Se corta o interrumpe así la exposición y el lector, después de leer este fragmento intercalado, vuelve enriquecido a la lectura general, sabiendo que la causalidad es factor importante en el desarrollo de la secuencia histórica. Así, a medida que se le vayan presentando los acontecimientos en las páginas siguientes, atenderá a esa relación causa-efecto.

Un resumen organizado será el resultado de una buena lectura denotativa.

2. Lectura connotativa. Este tipo de lectura nos conduce a la búsqueda del significado indirecto, sugerido a veces por algunas expresiones del autor, que no parecen fundamentales, pero que encierran su intención y los principios en que él se apoya. Otras veces, la connotación no está formulada lingüísticamente pero se desprende de la estructura del texto, de las argumentaciones, conclusiones, opiniones y acotaciones.

En el texto informativo la lectura puede sugerir:

a) Por su organización lingüística, el propósito didáctico del autor, su deseo de actuar con más eficacia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Puede responder a tal fin, la disposición gráfica, el esquema de contenido, los modos utilizados (exposición, narración, diálogo), el manejo de interrogaciones, exclamaciones y signos como los paréntesis y los puntos suspensivos. Todos estos recursos están orientados de tal manera, que se comportan como una apelación al lector, para que éste compren- da reflexivamente lo que se le transmite y comparta y apoye las conclusiones que se le ofrecen.

Ejemplo:
Diálogo en un tren
Dos amigos viajan en el Rápido de Buenos Aires a Rosario. Uno de ellos dice:

— En qué estará pensando ese señor, que desde que salimos mira por la ventanilla y no se ha movido para nada.

El otro pasajero es un físico. Siente gusto por la discusión, por las definiciones precisas,. . . Así responde:

— ¿Cómo que no se ha movido? Lleva recorridos unos 30 km, a razón de 100 kilómetros por hora...

— ¡Vamos! ... Quiero decir que él no se ha movido, que desde que empezó el viaje ha estado clavado en su asiento, mirando por la ventanilla, sin moverse una sola vez para nada. ¿Está claro?

— Esto de hablar de moverse o no moverse en cosa peligrosa; las palabras deben emplearse con sumo cuidado. En primer lugar, fíjate que la discusión empezó porque olvidaste decir algo muy, pero muy importante.

— ¿De qué me olvidé?

— Te olvidaste de aclarar con respecto a qué, oye bien, con respecto a qué ese señor no se había movido. Reflexiona, que ese detalle es de importancia decisiva. En efecto: el señor no se ha movido..., en relación al vagón, a su asiento, a la ventanilla, si quieres. Pero en cambio se ha movido, y ¡de qué manera! , con relación a la ciudad de Buenos Aires. (Maiztegui A. P. y Sábato, J. A., op. cit.).

La forma de diálogo y las interrogaciones son recursos lingüísticos, mediante los cuales el físico desarrolla su razonamiento, buscando el autor, al mismo tiempo, atraer al lector para que sin esfuerzo, placenteramente, adquiera ciertas nociones físicas.

 

b) Por sus componentes lógicos. Las basas teóricas del autor, los supuestos o postulados en que se apoya pueden estar explícitamente presentados, es decir, formulados con palabras del mismo texto, o bien aparecer más allá de ese texto en una lectura entre líneas, es decir, en forma implícita. A ella conduce la lectura connotativa.

En el texto citado de la Historia dinámica, el supuesto de apoyo está implícito y surge de la argumentación que se expone en el capítulo. El medio determina las características de la vida humana.

En la Historia moderna y contemporánea de José O. Ibáñez hay una declaración explícita acerca de la relación causa-efecto en el proceso histórico, a la que se ha hecho referencia varias veces. De todos modos, el lector realiza una lectura connotativa cuando establece esas relaciones, ante nuevos hechos históricos, sin que ellas estén siempre formuladas en enunciados lingüísticos.

En síntesis, la connotación en el texto (comprender lo que se dice más allá de lo que está escrito, interpretar las sugerencias) deriva de:

— la organización lingüística que conduce a la intención didáctica del autor para hacer comprender los contenidos y para lograr la adhesión de los lectores a sus propuestas.

— los planteos lógicos que lo conducen a interpretar principios, argumentos, teorías, ya expresados en forma explícita o insinuados en forma implícita. En el primer caso, ya se ha explicado repetidamente en qué sentido se manifiesta la con notación: como aplicación a situaciones nuevas de relaciones expuestas inicialmente en forma lingüística.

LECTURA INTRÍNSECA Y LECTURA EXTRÍNSECA


Director del Portal:
Abel Cortese
---------------------------
Capacitación y entrenamiento gratuitos
Para estudiantes, docentes,
ejecutivos y profesionales


Más de 1000 páginas
Artículos, cursos, técnicas,
tutoriales, ejercicios, materias


Para todos los países
de habla española

* Dominar herramientas 
eficaces para estudiar.
*
Eliminar toda dificultad 
en el aprendizaje.
*
Ahorrar tiempo para dedicarlo a otras actividades personales o aprender más cosas en el mismo período.
*
Recibirse en un tiempo 
menor al pensado.
*
Contar con nuevos métodos
de trabajo intelectual.
*
Desarrollar habilidades emocionales.


Cómo
aprovechar
este sitio







 
 
 
smpc
 

ARTÍCULOS

Habilidades Sociales,
Comunicación efectiva,
Educación de
las emociones;
Coeficiente de éxito
Autoestima

 



 
 
 
 

EL SER HUMANO QUE ESTUDIA Y DESARROLLA SUS APTITUDES INTELECTUALES Y EMOCIONALES, TIENE MÁS POSIBILIDADES DE PROGRESO EN LA VIDA,
Y OBVIAMENTE HABRÁ DE SENTIRSE MEJOR CONSIGO MISMO.

Contacto


Técnicas | Memoria | Comunicación | Lectura Veloz | Inteligencia | Investigación | Comprensión de textos | Vocabulario